Las hojas de cálculo

El primer concepto de hoja de cálculo electrónica se desarrolla en 1972 en el artículo «Budgeting Models and System Simulation» de Richard Mattessich.
Sin embargo, la que podemos considerar primera hoja de cálculo es VisiCalc (acrónimo de calculadora visible) desarrollada por Dan Bricklin y Bob Frankston en 1978. VisiCalc cambió el mundo de la informática personal pasando a convertirla en una seria herramienta de negocios y para financieros. (Por cierto, puede obtenerse una copia funcional gratuita desde aquí).
Dan Bricklin

La primera hoja de cálculo

Relata Bricklin en una entrevista, que estaba mirando a su profesor de la Universidad de Harvard crear un modelo financiero en la pizarra: «Cuando el profesor encontraba un error o deseaba cambiar un valor, tenía que borrar y reescribir otra vez los datos que había eliminado, así como rehacer todas las operaciones de la tabla». Ante esta situación, se le ocurrió que sería bueno poder crear un concepto de pizarra y tiza electrónica, y de ahí replicar el proceso en un ordenador creando una «hoja de cálculo electrónica» que le permitía ver los resultados de las fórmulas subyacentes, insertar filas o columnas, etc.

La primera versión solo contaba con 20 filas y 5 columnas, nada que ver con las actuales versiones de ExcelCalc o Numbers  con más de 1 millón de filas y 16.000 columnas. Las primeras operaciones que permitía eran las aritméticas básicas y las funciones típicas para facilitar los cálculos financieros (valor actual, valor futuro, tiempo,…). Por supuesto, también la conocida «y ¿qué pasa si?», que es la posibilidad de cambiar uno o varios valores y poder calcular de forma rápida la modificación que han tenido otros.

VisiCalc, se comercializó por Apple con el Apple II. Imitaba la organización de los datos en celdas con filas y columnas, permitía cambiar los valores de éstas, recalculaba automáticamente basándose en fórmulas almacenadas en celdas que hacían referencia a otras y permitía hacer scroll hacia los lados.

Su interfaz, de hecho sentó las bases de todo lo que vino después. Esa configuración en celdas con filas y columnas seguimos teniéndola hoy en día, aunque evidentemente las interfaces de usuario de hoy no tienen nada que ver con las de aquella época.

VisiCalc consiguió un éxito arrollador, pero no le duró muchos años. Varios problemas legales en 1983 distrajeron a sus desarrolladores, lo que unido a su lentitud para adaptarse a los nuevos IBM PC fue aprovechado por Mitch Kapor, amigo de Bricklin y Frankston. Kapor creó una empresa llamada Lotus Development Corporation, con la que desarrolló su propia hoja de cálculo específica para los IBM PC. Se llamó Lotus 1-2-3.

Lotus 1-2-3 facilitó el uso de hojas de cálculo agregando gráficos integrados, así como la capacidad de realizar operaciones rudimentarias o elementales de base de datos a partir de su función de búsqueda de tablas. Fue el primer programa de este tipo en introducir celdas de nombres, rangos de celdas y macros de pulsación de teclas leídas de una hoja de cálculo.

En el camino ha habido otras, Multiplan, fue el primer intento de MicrosoftQuattro Pro, un duro competidor para Lotus.

Sin embargo, como pasó con su predecesor, Lotus inició su declive al no saber adaptarse a otra revolución informática, la que supuso la irrupción del sistema operativo Windows. En un principio trataron de mantener el programa fiel a MSDOS, y para cuando quisieron reaccionar ya era demasiado tarde. Había llegado la hora de Excel.

Las hojas de cálculo hoy

La primera versión de Excel fue lanzada para Macintosh en septiembre de 1985, y fue portada posteriormente a Windows, empezando a comercializarse en 1987. A principio de los años 90 compitió duramente con Lotus 1-2-3 que fue manteniéndose con versiones para Windows, pero en 1995 finalmente Excel se impuso y se convirtió en el «nuevo rey de las hojas de cálculo».

Excel ofrecía una interfaz de usuario que mantenía la esencia y las premisas que este tipo de programas incorporaban desde VisiCalc, con celdas organizadas en filas y columnas, cada una pudiendo tener datos, fórmulas, referencias relativas, absolutas o mixtas a otras celdas. Uno de sus grandes logros fue permitir definir su apariencia cambiando fuentes, atributos y celdas.

También fue la primera en introducir la recomputación inteligente de celdas (las celdas dependientes de otras celdas que han sido modificadas se actualizan automáticamente recalculando sus valores).

El futuro ya actualidad pasa por la utilización de las hojas de cálculo en la nube y trabajar de forma colaborativa.