Las calculadoras financieras

En el ámbito de las matemáticas de las operaciones financieras, al igual que en otras disciplinas, hasta la llegada de las calculadoras había que servirse de otras herramientas.

Tablas financieras de principios del siglo XX

Las tablas financieras, del mismo modo que ocurrió con las de logaritmos u otras hasta la aparición de las calculadoras (financieras), han sido la única ayuda para la obtención de los valores del factor de capitalización o descuento; valor actual y final de una renta unitaria así como de otras variables necesarias en los cálculos financieros (días entre fechas, vencimiento, etc.).

Es con la llegada de las calculadoras electrónicas de bolsillo, a mediados del siglo XX, y más en concreto con la aparición de las calculadoras financieras cuando las tablas van perdiendo su utilidad.

La HP12c

De entre todas las calculadoras financieras que aparecen en el mercado, la HP12c es la más vendida a nivel mundial. Su objetivo financiero, le permite resolver multitud de variables, incluida la TIR de cualquier proyecto.

En 1981 debutaba esta calculadora de HP que la compañía ha ido renovando sucesivamente con modelos más avanzados. La HP12c o la versión Platinum (en la imagen) de aparición posterior, dispone de más funciones y memoria. La saga ha continuado con la edición 25 ó 30 aniversario sin modificar su aspecto externo. La versión Platinum, permite trabajar no solo en modo RPN, sino también de forma albegraica.

Es además un modelo programable, permitiendo almacenar una secuencia de teclas a modo de programa para resolver determinados problemas de forma rápida.

HP12c Platinum

Las calculadoras más destacadas

Su popularización y permisividad de empleo en el estudio de las matemáticas financieras, ha sido importante. De hecho, la HP12c de Hewlett-Packard, junto con la BAII de Texas Instruments son las únicas calculadoras permitidas para la obtención del título de Analista Financiero Certificado.

En la actualidad, modelos como la HP17bii+, cuya primera versión es de 1988 (HP17bii), permiten cálculos más avanzados y con mayor número de valores, por ejemplo, en los flujos de caja para la obtención de la TIR (IRR) o VAN (NPV). Dispone además de una función SOLVE genérica para la resolución de cualquier variable de una ecuación. Este modelo, también permite trabajar en forma algebraica o RPN.

Es seguramente, la calculadora financiera más avanzada en la actualidad.

La HP10bii+ es la más básica de ellas, permitiendo no obstante resolver todas las variables financieras. Su modo de trabajo es algebraico y no es programable. Desde esta web, puede obtenerse un emulador para Windows de esta calculadora totalmente funcional así como el manual de uso.

 

HP17bii+

Otros fabricantes, como Texas Instruments o Casio, disponen también de calculadoras financieras.

El empleo de una calculadora para la solución de los ejercicios es hoy en día básico. El que ésta sea financiera, para el estudio de esta disciplina, es más que aconsejable. En la actualidad el empleo de las calculadoras es muy habitual y facilita enormemente el trabajo, además de reducir el número de errores. Sin embargo, hay que señalar que aunque resuelven problemas de cálculo, no sustituye la necesidad de dominar primero la materia.

Ejercicios de los apuntes de gestión financiera, se encuentran resueltos empleando la calculadora HP12c.

Además de calculadoras, hay gran cantidad de aplicaciones para los dispositivos móviles o smartphone. Las aplicaciones de calculadores financieras están disponibles en las tiendas de apps para iOS (iPhone), Android, etc. algunas de ellas gratuitas y con total funcionalidad (pueden verse en iTunes, o también en Google Play).

Puede utilizarse también el emulador de la HP12c online en esta web. Es perfectamente funcional. También puede descargarse este emulador para Windows desarrollado por HP y totalmente funcional.